Venezolanos en Bogotá recibieron una manito en jornada humanitaria

Más de 700 venezolanos fueron atendidos en esta jornada humanitaria organizada por Fundacolven que hace un esfuerzo gigante para orientar y facilitar ayudas a la comunidad venezolana en Colombia


Por: Rafael David Sulbarán. Periodista.

Humano. No es un robot.


Sabemos lo difícil que es llegar a un país extraño con poco dinero, dos o tres sábanas, dos pantalones y un solo par de zapatos. Esta es la realidad de muchos venezolanos que salen prácticamente huyendo de su tierra para poder estar mejor. En estos casos siempre es bueno tener una mano amiga y en Bogotá esa mano la brindan muchas organizaciones, pero hay una en especial que se ha empeñado en destacar y es: Fundacolven.

Su nombre encierra a los dos países hermanos que siempre han intercambiado cultura, productos, gente.  Hoy son los venezolanos que buscan un refugio en Colombia y Fundacolven se encarga de darles una ayudita.

Este domingo 22 de julio organizaron la Tercera Jornada Humanitaria con la ayuda de la Alcaldía de Bogotá y varias empresas privadas como Delcop (tecnología), Justo y bueno (Supermercado), Tostao (cafetería), entre otras que lograron aportar para atender a casi mil venezolanos y colombianos necesitados.

Ana Ysabel Gómez es la directora de la fundación. En medio del bullicio y la gente nos atendió muy amablemente para darnos unas palabras. “Venimos trabajando en Colombia desde hace un año, pero contamos con más de 18 años de experiencia en Venezuela con todo lo relacionado a la ayuda humanitaria. También contamos con alianzas en otros países como Panamá. En realidad siempre hemos contado con la buena voluntad de empresarios y donantes espontáneos que nos han brindado muchas satisfacciones que se han traducido en alegrías para la gente”, expresó Ana.

En la jornada de este domingo, los asistentes contaron con varios servicios incluyendo asesoría legal, también orientación por parte de la Secretaría de Educación de Bogotá, además de servicio de peluquería, jornada de vacunación para los niños, también con un ropero y comida. De igual forma orientación con el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, para detalles sobre cómo poder estudiar en Colombia.

La vicepresidenta de la organización, Mary Pico, informó que atendieron entre 600 y 800 venezolanos y colombianos con necesidades este domingo. “Hemos recibido muchísima gente, creo que en esta oportunidad muchos más de los que atendimos en jornadas anteriores, eso significa que nuestro trabajo ha dejado una huella y hemos logrado el objetivo de ayudar”, mencionó Pico. Más de 300 voluntarios formaron parte activa de la organización entre ellos ciudadanos colombianos que se han sumado a la causa. “Nuestra fundación está compuesta también por colombianos de buen corazón, que entienden la situación porque también han vivido momentos de angustia y pesar en este país, por eso se han sumado muchos apoyando la causa con dinero, otros con ropa, utensilios, también se han acercado ayudar en la organización”, acotó Pico.

Estela Marín, oriunda de Valencia asistió con su familia y se mostró satisfecha por la atención y la gran ayuda que han recibido. “En verdad estamos muy contentos todos por este tan bonito regalo. Es una bendición que personas así estén colaborando con nosotros que necesitamos mucha ayuda”, expresó Marín.

La dinámica consistió en registrarse en la base de datos de la fundación, luego allí te hacían entrega de tickets que intercambiaban en cada estación por comida, atención médica, asesoría legal y de educación, así como de ropa y demás.

Una larga fila se formó a las afueras del local habilitado para la actividad ubicado cerca del centro de la ciudad, por lo que el ritmo de entregas y atención se mantuvo constante para poder atender a todos en un período de seis horas.

“Seguiremos con nuestra labor, así, poco a poco brindando una sonrísa con estos que puede llegar a resolver la cena de alguien, una noche fría o su futuro laboral entero en este país”, finalizó Ana Ysabel Delgado.

En Pluma Volátil seguiremos dando un espaldarazo a estas iniciativas y nos sumamos al voluntariado para aportar nuestro ladrillo.


Cobertura especial de Pluma Volátil desde Bogotá.

Fotos: Pluma Volátil

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.