Un encuentro muy casual con Adriana

Esta es la historia de cómo pude conocer a la reina de belleza venezolana Adriana Vasini. Las cosas increíbles que te hace pasar el periodismo

Por: Rafael David Sulbarán. Periodista. Se está vistiendo de Vinotinto. Aprendió a cocinar

La primera investigación periodística de largo aliento que hice, fue una edición aniversaria para el diario El Regional del Zulia, por allá en 2011. Por cierto, la primera nota publicada en esta página web, fue uno de esos trabajos que no se pudieron incluir en el especial que se llamaba «Venezuela: cuna de belleza». Se trata de una serie de trabajos donde yo, consultando a: modelos, modistas, reinas de belleza, médicos, sociólogos y expertos en el tema, trato de explicar por qué en Venezuela los concursos de belleza son tan populares, por qué la mujer venezolana es considerada una de las más hermosas del mundo, también reseñé la vida de reinas de belleza y sus anécdotas.

En fin, fue un súper trabajo que me lleva dedicarme exclusivamente cuatro meses. Llego a entrevistar a Bárbara Palacios, Miss Universo 1987 y muchas otras reinas. Entre esas chicas que pongo en el radar para entrevistar, está Adriana Vasini: Miss Zulia 2009 y representante de Venezuela en el concurso de Miss Mundo de 2010. Adriana es de Maracaibo, ciudad principal donde circula el periódico, por lo que es una pauta casi obligada dentro de la investigación.

Con Adriana ocurrió, que a pesar de no ser la ganadora del evento mundial (quedó segunda finalista), se convirtió en un personaje muy popular por su simpatía, belleza y su personalidad. Por esa razón el Miss Mundo la lleva para arriba y para abajo en la gira junto a la ganadora.

Lo cierto es que para mi fue muy complicado dar con ella y poder entrevistarla, ya que se encuentra prácticamente viajando por el mundo. Pero bueno, debía intentarlo. Gracias a un exprofesor que tuve en la universidad, Alberto Moreno, que fue una de mis fuentes, pude contactar a su mamá: la señora Susana Vasini, que resulta también fue una reina de belleza por allá en los años 70.

La señora Vasini me responde un correo y mantuvimos contacto telefónico. Me comenta que su hija está de viaje constante, por allá en China, pero que debe regresar para sus exámenes en La Universidad del Zulia, donde cursa el cuarto año de medicina. Me pasa su correo electrónico y le explico a Adriana que me gustaría entrevistarla para el especial. La respuesta nunca llega. Pienso que bueno, estaba ocupada y eso.

Mantengo firme mi esperanza porque su madre siempre fue receptiva y me informa dónde estaba su hija. Ella debe regresar por allí en los días que ya estaría editando todos los trabajos. Hay chance. Pero en ese último mes la señora Vasini desapareció, no me contesta más correos ni llamadas. Por supuesto Adriana mucho menos. Sigo intentando, pero nada pasa. Era una baja sensible no tener su entrevista, siendo la miss zuliana más destacada de ese momento…pero bueno, la incluyo con una reseña y ya. Caso cerrado.

La edición sale por allá el 30 de septiembre de 2011, tiene buena receptividad y buenos comentarios. Fueron más de 70 trabajos resumidos en siete cuerpos. Algo bastante extenso…y lo hice yo solito con el señor Mervis Salgueiro como editor.

Bañada en cerveza

El domingo pasado les hablé de La Matica, que es una fiesta que hacen los estudiantes de medicina cuando se gradúan o antes de eso. Es un super evento donde invitan a artistas nacionales e internacionales con barra libre de cerveza toda la noche. La gente la desperdicia, la bota al suelo, se la echa encima.

Yo me encontraba con un grupo de amigos y nos turnábamos para ir a buscar la cerveza que la repartían desde unos sifones en los kiokos alrededor de la pista. Estábamos esperando la gran atracción de la noche: Oscar de León. Fue mi turno de buscar el líquido espumoso, agarro los vasos de cada uno y me dirijo al kiosko.

Lo que pasó a continuación fue una de las cosas más insólitas que me he topado o que me han pasado en mi carrera de 16 años en el periodismo. Me acerco con los vasos al chamo que reparte la cerveza. A mi lado, una chica hace lo mismo. Ella tiene como tres vasos y yo espero que el joven termine de despacharle a ella para que lo hiciera conmigo.

La chica es alta, tiene el pelo largo negro, absolutamente todo mojado en cerveza. No puedo verle la cara, ya que ella está de medio lado, además tiene su mirada hacia abajo, apuntando los vasos que llena el joven. Pienso en ese momento que es una chica atractiva, llamativa con esa estatura y la figura.

Finalmente el chamo termina de servir y le pasa los vasos. Yo me acerco más y ella se voltea…yo quedo loco, y le digo:

  • Hola, ¿cómo estás?
  • ¿Bien y tú? ¿Pasándola bien?
  • Sí, estamos pasándola muy bien.
  • Qué bueno, yo también.- dice la chica.
  • Vaya, qué cosas de la vida, estuve varios meses buscándote y te vengo a conseguir aquí bañada en cerveza.
  • Así son las cosas jejejeje. Vale, que sigas disfrutando.- dijo ella y se marchó.

Pues fíjense lo que son las cosas, estuve varios meses detrás de Adriana Vasini para entrevistarla y vine a conseguirla un año después a las 2:00 de la mañana en kiosko de Aquaventura Park, totalmente bañada en cerveza. Pues claro, pensé yo…«ella estudia medicina, la hubiese buscado antes en una Matica y listo, me da la entrevista», pero no se me ocurrió antes. Lo bueno es que me sonrió jajajaja.

Espero que por lo menos haya leído el especial donde no habló.

Foto: @misshabiaunavez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.