Luisa Ortega Díaz: “El gobierno de Maduro está cerquita de su hora de quiebre”

Fiscal General

El TSJ en el exilio instaló el juicio en contra del mandatario venezolano que habría pagado la módica suma de 35 mil millones de dólares a la empresa Odebrecht en sobornos para ejecutar obras que no se concluyeron. Miguel Ángel Martín, presidente del tribunal hizo un llamado a la Interpol


Por: Rafael David Sulbarán. Periodista.

Odia la xenofobia. Hoy fue discriminado


La exfiscal Luisa Ortega Díaz, esa señora que muchos odian y otros consideran un mal necesario, encabezó la audiencia en contra del presidente de Venezuela Nicolás Maduro por “legitimación de capitales”. El Tribunal Supremo de Justicia en el exilio instaló el juicio desde el Congreso de la República de Colombia en Bogotá. En el proceso iniciado, Ortega, acusó a Maduro de beneficiar a la empresa brasileña Odebrecht con la pequeñita suma de 35 mil millones de dólares para adjudicarles obras que no fueron concluidas, muchas son elefantes blancos en el olvido.
Para los que nos leen en otros países, que son unos cuántos, debemos explicar algo: en Venezuela se puede decir que hay un gobierno en paralelo. La Asamblea Nacional (pisoteada y deslegitimada por el gobierno) nombró a los nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia apegados a la ley. La Asamblea Nacional Constituyente impuesta por Maduro en julio de 2017 resta valor de legitimidad a esos nuevos jueces y los condenó al exilio por persecuciones, por amenazas de caer en prisión. Entonces los perseguidos se organizaron y desde Bogotá, en Colombia han llevado a cabo sus funciones, como esta, la del juicio ante Nicolás Maduro. retomemos el tema… 
“Acuso a Maduro de legitimar capitales, de llevar a la ruina al país. Ese dinero que el gobierno facilitó a Odebrecht signfica hoy lo que es el total de las reservas internacionales venezolanas”, detalló la exfiscal ante los magistrados del tribunal y periodistas en una audiencia pública.
En su presentación la ex titular del Ministerio Público señaló, para sorpresa de algunos, fuertemente al expresidente Hugo Chávez de manejar a través de Maduro los sobornos “que llevaron a la quiebra actual del país”, aunque insistió que el máximo culpable de la crisis es el Presidente. “En Venezuela se está cometiendo un genocidio y el responsable es Nicolás Maduro, está matando de hambre al pueblo y se viven situaciones extremas. Agosto será un mes decisivo, al gobierno de Maduro está a punto del quiebre definitivo”, expresó Ortega quien también se refirió a su esposa Cilia Flores, en otrora muy buena amiga de ella, que “es tan responsable como Maduro del defalco del dinero que le pertenece a todos los venezolanos. La fuerza de la ley también caerán sobre ella”, agregó negando conocer la información sobre una supuesta cuenta con 20 mil dólares que le habría sido congelada, toreando nuestra pregunta cuando atendió a la prensa en medio del Salón Boyacá del Congreso de la República de Colombia.
Ese dinerito recibido por la empresa se dividió en varias etapas, cuando Maduro era el Canciller de la República y casi nadie le paraba pelotas y luego para las campañas electorales en 2012 y 2013, cuando fue electo presidente y siguieron sin pararle pelotas. Fueron adjudicados 35 mil millones para llevar a cabo obras como Puente Nigale, en el Lago de Maracaibo que de milagro pusieron unas piedritas y unas poquitas bases, también el tercer puente sobre el Río Orinoco que se quedó ni a medio andar, el Metro de Caracas en la parte que llevaría gente hasta Guatire, entre otras. “Esas obras quedaron allí paralizadas a la vista de todos con el dinero venezolano”, añadió Ortega Díaz en su intervención que se extendió por una hora. Menos mal había café en el recinto.
Andrés Felipe Lindo es el abogado de oficio asignado para la defensa de Nicolás Maduro. Paseaba tranquilo por la sala, pasando desapercibido tal vez. Pero el tipo era el malo de la película para muchos, al representar al tan querido presidente. Lindo en su intervención pidió la absolución del mandatario por presentar pocas pruebas y que los testimonios de actores implicados en el caso no han sido incluidos en el juicio.
Los nombres a los que hizo referencia son Mónica Moura, de la empresa brasileña Agiplan, una publicista detenida junto a su pareja en el 2017, quien habría recibido un soborno de 10 millones de dólares en efectivo (Dios mío, mucha plata) por sus servicios publicitarios y el de la empresa durante la campaña presidencial de 2012. Esa que Chávez le ganó a Capriles por más de 1 millón de votos. “Esos 10 millones fueron un regalo de Maduro directamente para Mónica Mouro, fuera de los beneficios por el contrato”, señaló Ortega. La figura de esa empresa carioca en Venezuela la manejó la empresa “Contextus Comunicación Corporativa”, propiedad de Mónica Ortigoza, esposa del sobrino de Hernán Escarrá, Alejandro Escarrá Gil. Puras joyitas boliburguesas. Esta otra compañía recibió también regalos cercanos a los ocho millones de dólares provenientes del fisco.
“Pedimos se retiren los cargos y este juicio sea suspendido ya que goza de irregularidades y está fuera del contexto. Se ha señalado a Maduro de cometer abusos cuando aún no era Presidente de la República”, señaló Lindo durante su breve participación. Claro, se dijeron cosas de cuando Maduro no era presidente: pero era un funcionario público con un alto cargo.
Los magistrados se encerraron cerca de una hora para deliberar al respecto de las evidencias presentadas por Ortega Díaz a lo cual decidieron acatar y seguir con las audiencias. En ese momentos nos robaron el café, pero aguardamos con paciencia soñando que los abogados nos brindaran el almuerzo. Eso no sucedió.

“Exhortamos a la Interpol a que revise el caso y emita la alerta para la captura del presidente que ya es ilegítimo y debe dar la cara ante la justicia”, expresó al salir el presidente del TSJ Miguel Angel Martín.

El caso se reabre el próximo lunes 6 de agosto, en la Universidad Sergio Arboleda, donde la exfiscal seguirá presentando pruebas, tirando flechas, raspando a unos cuántos…ya veremos a cuál precio. ¿Servirá de algo esto? Ya lo veremos. 


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.