Las Águilas «nunca» ganan en el Luis Aparicio

Crónica desde el estadio zuliano


En nuestra segunda estación del Tour de los 7 Estadios nos fuimos hasta Maracaibo para ver perder por enésima vez a los rapaces en su casa. Pero lo particular de esta historia, es que estuve desde un punto que no visito regularmente: las gradas


Por: Rafael David Sulbarán. PeriodiTwittersta.

Le hace falta una bicicleta. No tiene perfume


No sé cual es el récord de por vida de las Águilas del Zulia cuando yo visito el estadio, pero estoy seguro que es negativo. Este año el record zuliano también ha sido muy malo, apenas ganaron 5 juegos en el Luis Aparicio en esta primera fase del torneo y perdieron 11…si, 11. El peor arranque desde la 2007/2008 cuando perdieron 10 y ganaron 6.

El año pasado fui una vez, los rapaces ganaban 1-0 en el noveno y un jonrón bestial de Avisaíl García sirvió para que los Tigres de Aragua empataran el juego y luego lo ganaran en el décimo.

Recuerdo hace unos 4 años un duelo de pitcheo donde lanzó muy bien Alex Torres por los zulianos, pero otra vez, los Tigres, los benditos Tigres ganaron con un Yangervis Solarte muy chamito siendo el destacado. Por cierto, todo el mundo pensaba que Yangervis era maracucho, inclusive cuando en 2014 llegó dando palos por doquier con los Yanquis.

Bueno, lo cierto es que en esta nueva aventura del Tour de los 7 Estadios me lancé al Luis Aparicio, al estadio de casa, a nuestro nido con mi equipo Águilas del Zulia, y como cosa rara, perdieron…ante los Tigres de Aragua. Es que los emplumados se empeñan en perder en su estadio, o al menos así parece. Redacto esta nota solo horas después que perdieran la serie en casa ante los Cardenales.

IMG_20151106_230926

El Estadio Luis Aparicio «El Grande» de Maracaibo, fue inaugurado en 1955, es uno de los estadios más antiguos de la liga. Empezó a recibir beisbol profesional en 1969 cuando las Águilas del Zulia debutaron. Es un estadio grande, muy grande, espacioso, sus gradas parecen altas torres. Alberga 24 mil aficionados. Ha sido sede de 9 finales, viendo titular a su equipo 5 veces. Una vez, en 1995, fue sede de un Caracas-Magallanes para definir un round robin.

Desde las gradas

Ese viernes 6 de noviembre no esperaba ir al juego,  una llamada repentina de mi compadre Jesús Pérez y un Whastapp de Omar Florez me animaron a ir al encuentro. «Chamo, vamos pal jueguito, hey pero nos vamos pa las gradas, a 70 bolos y así lo que nos ahorremos en la entrada, lo gastamos en cerveza», me dijo Omar. Por supuesto yo respondí con un «Si, plomo».

IMG_20151106_231417Íbamos tarde, pero seguros. Eramos un cuarteto, Jesús, Omar, Martha y yo. Menos mal conseguimos un buen estacionamiento. 200 bolívares cobró el chamo. en ese momento recordé que el año pasado el carro se me perdió por más de 15 minutos…me asusté bastante. Un bendito camión lo tapaba. Esta vez no me lo llevé, no me fuese a jugar otra mala pasada la cerveza.

Entramos, por detrás a las gradas. Como cosa rara, ya perdían las Águilas 1-0. Era el tercer inning. Esto me hizo recordar una vez que llegué al estadio en el cuarto inning. Una chama que había conocido en un bus unos días atrás me invitó. De pana que la chama tiene que estar muy buena para que dejes lo que estés haciendo y te animes a ir así de pronto al juego para llegar en el cuarto inning…y bueno de paso la Águilas perdiendo 6-0 ante Pastora de Los Llanos. Claro, la chama estaba muy buena, pero tenía un novio, 4 años con él llamado Jonaikel, me lo dijo cuando caía en out 27, para empeorar la derrota de mi equipo.  Más nunca la vi, eso fue como en 2004, imagino que Jonaikel debe ser padre de 7 chamos.

Total que en las comodidades de las amplias gradas del estadio marabino nos acomodamos por el jardín derecho viéndole la espalda a Alex Romero. El juego se empató varias veces, e incluso, Zulia tomó la delantera, pero hey, no…chamo estamos en el Luis Aparicio, las Águilas tienen que perder, y para colmo víctima de bates ex aguiluchos como Hernán Pérez, Luis Ugueto, Guillermo Quiroz y Sandy León. Increíble como el beisbol y sus cosas te sorprenden.

IMG_20151106_214501

Omar y Martha se llevaron su botellita caleta. Jesús y yo nos lanzamos las cervecitas, a 100 bolívares las pagamos. Recuerdo como en el 2009 un balde completo costaba 100 bolívares. Total que Omar tuvo razón, lo que no gastamos en la entrada lo gastamos en cerveza. Pero bueno, todo por pasarla bien, así perdieran las Águilas, y sobre todo en un sitio al cual mucha gente le saca el cuerpo: las gradas, o bliches.

IMG_20151106_231234

Esa zona siempre ha sido evitada por todo aquel que no quiere ver el juego incomodo, que no quiere mezclarse con la «chusma», que no se quiere ensuciar, que desea ver los strikes cerca, ese que no se quiere agarrar a golpes por una pelota. Las gradas siempre han sido evitadas a como dé lugar, siempre es la última opción.

Recuerdo una vez que asistí junto a una ex novia, «para hacer algo distinto», al juego inaugural de la temporada 2008/2009, y como llegamos tarde, nos tocó comprar revendidas dos entradas para las gradas. Las Águilas jugaban contra los Leones del Caracas, que siempre es un plus verlas en el nido por la rivalidad eterna que tienen los maracuchos con los caraqueños. Pues, llegamos en el segundo inning, y en el cuarto se desató un palo de agua mollejúo…ajá, ¿pa dónde vais a agarrar si no hay techo? menos mal que era de noche, y no había tanto calor, pero aquel aguacero nos mojó de pies a cabeza, toditos…y el estadio estaba full por ser el primer juego de la campaña. Cuando desplegaron la lona para cubrir el terreno, los ingeniosos maracuchos se lanzaron a la misma para deslizarse cual parque acuático, al principio eran como cinco, pero luego se fueron lanzando bastantes, sobre todo desde las gradas para esa diversión gratis…los policias intentaron agarrarlos, pero ya luego qué va, eran muchos…y total no le estaban haciendo daño a nadie jajajajaja, el espectáculo era grande…incluso mejor que el dado por los rapaces, que como cosa extraña del universo, perdieron 13-8 ante los caraquistas. Total, una sola jodedera, mojao, lleno de cerveza, y cagao de la risa en medio de la obstinación de mi novia que tenía que trabajar al otro día.

IMG_20151106_233612
Esto fue al salir del juego, en los pasillos.

Bueno total, este nuevo episodio, no nos mojamos, pero tuvimos la oportunidad de robarnos unas botas de un vendedor de refrescos que dejó olvidadas, no lo hicimos, no somos tan choros, pero si nos robamos mucho hielo, metimos una botella de ron y un Doritos, que adentro cuesta como 500 bolívares. También nos dimos cuenta que las gradas no son tan incómodas, claro, sobre todo si vas de noche. Puedes llevar a tus chamos para que corran por todo eso, de pana que estarás cómodo en un juego no muy concurrido, así que si te animas, piénsalo, y así además te vas a ahorrar bastante en la entrada.

También te darás cuenta que el estadio marabino, a pesar de ser uno de los más antiguos de la liga, es de lo más grandes y cómodos, con un amplio estacionamiento, unas buenas luces, una pantalla bien grande y mucha jodedera de la gente.

Yo por mi parte espero que para el próximo juego que vaya al Luis Aparicio ganen las Águilas, que no vengan los Tigres de Aragua y no veamos tan sucio el baño de gradas.


Twitter: @PlumaVolatilWeb

Instagram: @plumavolatil

E-mail: [email protected]


 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.