General Jairo Delgado: “Venezuela no está en capacidad de ir a la guerra con Colombia”

Jairo Delgado, un general retirado de la Policía Nacional de Colombia y experto en geopolítica, nos concedió una entrevista donde analizó las declaraciones de Pedro Carreño sobre un posible conflicto armado con Colombia


Por: Rafael David Sulbarán. Periodista.

No quiere guerra. Le va a Croacia


“Todo es parte del discurso de guerra que impuso Chávez años atrás”. Para el general retirado de la Policía Nacional de Colombia, Jairo Delgado, las declaraciones del diputado Pedro Carreño el pasado domingo durante el programa televisivo de José Vicente Rangel obedecen a un libreto al que acude el gobierno de Nicolás Maduro “ya que se le han agotado los recursos para poder salir de la crisis y se debe buscar un culpable”, mencionó durante una entrevista en la ciudad de Bogotá.
Delgado, con una carrera de treinta años en la Policía Nacional de Colombia, es Brigadier General de la Reserva Activa, fue jefe de la División de Inteligencia Policial (Dipol), tiene estudios de Magister en Estupefacientes de la Universidad Católica de Salta y de la Gendarmería Nacional de Argentina. También tiene el curso Integral de Defensa Nacional, Escuela Superior de Guerra, de igual forma un Diplomado en Geopolítica y Relaciones Internacionales Contemporáneas, Universidad del Rosario. Con esta hoja de vida, Delgado se sentó con El Pitazo y atendió a cada una de nuestras preguntas relacionadas con las polémicas palabras de Carreño.
Vale recordar que el diptado del Psuv dijo en plena transmisión del Programa José Vicente Hoy, de Televén, que si Colombia agredía militarmente a Venezuela, las Fuerzas Armadas Bolivarianas responderían enviando aviones Sukhoi al país vecino, derrumbando los siete puentes del Río Magdalena, el más grande de la nación cafetalera.

Rafael Sulbarán: ¿Cree que Colombia podría facilitar una intervención militar de Estados Unidos?
Jairo Delgado: En estos momentos las relaciones no se encuentran en su mayor tensión como lo estuvieron durante la presidencia de Hugo Chávez. Desde 1999 hasta estos tiempos no han sido las mejores por múltiples diferencias y el tema de la guerrilla, pero no tendría sentido que en el peor de los escenarios, ambos países lleguen a desenfundar armas. El punto más álgido se vivió en 2008 cuando el ejército colombiano realizó la operación en Fénix en Ecuador y se le dio de baja a Raúl Reyes desatando un conflicto regional que generó reacciones importantes, incluyendo la ruptura de las relaciones. Pero eso no pasó más allá de un pleito diplomático y de ejercicios militares por parte de Venezuela.
En este momento no veo el escenario además porque Venezuela está en una de sus peores crisis económicas de la historia y no será capaz de dar una respuesta efectiva y Colombia ha cuidado mucho sus movimientos en los últimos años.

RS: ¿Cuál cree que será la postura de Iván Duque?
JD: El presidente electo ha sido muy directo en su posición ante el régimen de Nicolás Maduro. En los momentos de campaña sus palabras fueron directas a reconocer que en Venezuela hay una dictadura. La decisión de retirar el embajador en Caracas es una medida que atiende a la política de su lucha para que en Venezuela regresen las libertades económicas y democráticas, será una medida de presión tal vez, pero no estoy convencido que la estrategia sea sacar a Maduro a la fuerza mediante un movimiento militar desde Colombia.

RS: ¿Qué hay de cierto en las palabras de Carreño?
JD: Nada. Todo es parte de una línea de discurso preparada muchos años atrás por Chávez en su intento por querer cambiar muchas cosas y por defender a su movimiento político. Reitero, Venezuela vive su peor crisis en años y el gobierno ha agotado los recursos para salir del problema. La vía electoral se le acabó, los precios del petróleo bajaron, muchos son los que han dejado de seguirle, la credibilidad nacional está por el suelo y cada días hay más países que no reconocen su gobierno y denuncia la violación constante de los derechos humanos. Por esta razón una de las pocas vías que le queda es generar una matriz de opinión donde se destaque la intención de los Estados Unidos, ayudado por Colombia, de una intervención militar, todo para llamar la atención de la comunidad internacional que condenaría la violación de la soberanía y repudiaría un posible conflicto. Al gobierno de Maduro le conviene dar lástima de esa forma para así tener cómo defenderse en una guerra inexistente y en un escenario totalmente desfavorable. Considero que las declaraciones de Pedro Carreño están fuera del contexto de la realidad.

RS: ¿Colombia es tan vulnerable como lo expresa Carreño? ¿Si derriban los puentes queda incomunicado el país?
JD: El Río Magdalena es el más importante del país, literalmente parte en dos a Colombia. Un ataque militar a los principales puentes y a las carreteras que lo atraviesa, tendría unas consecuencias considerables, pero no paralizaría el país y mucho menos mermaría una respuesta militar del ejército colombiano.

RS: ¿Venezuela está en capacidad de pelear con Colombia?
JD: No. La aguda crisis no dejaría. Un conflicto armado requiere de mucho dinero, para movilización, provisiones, costos operativos, combustible, mantenimiento, armas, en fin, es una gran inversión que tendría que hacer el gobierno en los días del hipotético alzamiento. Venezuela no está en la capacidad para responder de manera efectiva. Pdvsa está en la ruina, que es el principal motor de la economía.
Venezuela ha invertido en armamento, en aviones, en municiones, eso sí, pero la capacidad de los oficiales estaría en prueba. Una cosa es que realices ejercicios militares y te prepares de una forma, y otra es vivir un conflicto real. Hace unos años uno de estos aviones Sukhoi cayó al suelo y varias son las hipótesis, una de ellas es por la falta de experiencia en el manejo de esta nave. Otra que tomó fuerza fueron desperfectos mecánicos. El gobierno aseguró que fue motivo del clima, sin embargo los pilotos deben estar adiestrados para manejar condiciones extremas. Allí el ejécito venezolano presentaría serias falencias ante un país que tiene más de cincuenta años en una guerra que es interna, pero guerra al fin. La capacidad de la fuerza aérea colombiana ha quedado demostrada en varias ocasiones. En la operación Fénix se logró el objetivo con una efectivdad impresionante. Los Sukoi venezolanos son aviones de gran capacidad, superiores a los colombianos, pero la experiencia estaría de este lado.
Otra cosa relevante es conocer si las Fuerzas Armadas Bolivarianas estarían dispuestas a participar. No creo que la mayoría de los componentes estén de acuerdo en ser parte de una batalla que sería muy complicada. Hay indicios de descontento, el caso de Oscar Pérez es un ejemplo, además hay militares que están abandonando el país. Maduro no tendría el aval suficiente de sus oficiales.

RS: ¿Cuál cree sería el escenario si esto llegara a suceder?
JD: Los aviones venezolanos por su gran efectividad podrían surcar los aires colombianos, pero las fuerzas colombianas llevan encima años de experiencia peleando contra la guerrila y el narcotráfico. Por eso en ese supuesto escenario Colombia tendría el éxito, además si es apoyado por los Estados Unidos. En ese hipotético caso, considero que el repudio internacional sería grande y creo que es un riesgo que Iván Duque no correría.

RS: ¿Qué papel juega o jugaría la guerrilla en caso de un conflicto real con Venezuela?
JD: El mismo expresidente Chávez y Fidel Castro en su momento le recomendaron a las FARC que bajaran las armas, que su proceso se acabó. La lucha ideológica se gastó, por eso Venezuela y Cuba han sido fundamentales en el desarme de ese movimiento guerrillero. Ellos entendieron que: o seguían o los mataban, por eso se sentaron en la mesa de La Habana. Ahora siguen los grupos disidentes y el ELN pero con un sentido más por defensa del negocio del narcotráfico que por ideas políticas, por eso creo que la influencia de la guerrilla en un hipotético conflicto con Venezuela sería casi nulo. Los guerrilleros en su mayoría han abandonado las ideas y defienden la tierra y el negocio, no creo estén pensando en la defensa del país vecino.

RS: ¿Cree que la postura de Santos fue muy complaciente con el gobierno de Maduro?
JD: Juan Manuel Santos, como proyecto político se dedicó, sobre todo en este segundo mandato, al tema de la paz. Su bandera fue el proceso para la desmovilización de las FARC, por eso lo defendió con todo, ganándose comentarios positivos y algunos enemigos en el camino. Esa postura hizo ver a Santos ante la oposición venezolana como un presidente que le faltó mano dura ante Maduro en esa relación de amor y odio que llevó en estos dos períodos. Sin embargo en una muestra como queriendo estar bien con Dios y con el diablo,Santos no reconoció las últimas elecciones presidenciales de Venezuela que dieron ganador a Maduro.

RS:¿Cree en una implosión interna o un golpe militar en Venezuela?
JD: El escenario está dado para que Venezuela estalle literalmente, una rebelión social, podría estar apoyada por fuerzas militares adversas o “contrarevolucionarias”. La crisis económica, energética, de inseguridad y de corrupción tienen al país de cabeza y no descarto que en cualquier momento ocurra un movimiento de sublebación. Puede ser cuestión de días. Eso sí, Venezuela resolvería su problema sin la necesidad de ayuda con una intervención internacional.


Texto publicado en alianza con El Pitazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.