Eduardo Bechara: un escritor multicultural y apasionado

Eduardo nos abrió las puertas de su casa para molestarlo un ratico con esta entrevista que nos dejó muchas preguntas respondidas y un aprendizaje bien puesto…a ver si se nos pega un poco su conocimiento

Por: Luis Samuel Maduro Mendoza.

Eduardo Bechara Navratilova nació el 09 de noviembre de 1972 en Bogotá. Su padre es de origen árabe (libanés) y su madre europea que logró salir de la antigua Checoslovaquia. Es egresado de la carreras de derecho (1999) y de literatura (2005) de la Universidad de los Andes en Bogotá. Posee una especialización de la Universidad Javeriana en derecho comercial (2001). También tiene una maestría en escritura creativa de la Universidad de Temple (Filadelfia, USA). Es conferencista de talleres de literatura.

Ha publicado novelas como:

La novia del torero. (2002)

Unos duermen, otros no. (2006)

El juego de María. (2015)
Poemas publicados: Poemas a una ciudad, un insecto y una mujer (2010)
Libros de crónicas: Mendigo por un día. (2012)
Libros de cuentos: Las Maravillas de Alicia. (2015)
En 2016 obtiene el premio Andrés Bello en Madrid por su obra de narrativa completa.

Luego de conocer los trabajos de Eduardo, el equipo de Pluma Volátil logró contactarlo para una entrevista. Eduardo Bechara muy amablemente nos acogió el día de la entrevista en la casa de su madre, al llegar nos invitó al comedor para hablar con su mamá, su hermana y su cuñado, quién ese día estaba cumpliendo años. Nos regaló un delicioso chocolate importado, con cerezas, también una bebida infaltable en Colombia, un exquisito café y una buena charla ilustrativa de lo que pasa en Venezuela y el apoyo incondicional de él junto a su familia hacía los venezolanos.

Eduardo me hizo constantes bromas en buenos términos al conocer que soy de apellido Maduro, pero es importante resaltar que soy “Maduro el bueno”, como prácticamente me bautizaron. La tarde transcurría y seguíamos charlando con su familia que fueron amables en todo momento conmigo y con la periodista Astrid Rivas, quien le realizó una entrevista para nuestras redes sociales.


Nos desplazamos a su habitación para comenzar la entrevista con un personaje apasionado por su trabajo, siempre buscando cumplir nuevas metas y objetivos, un personaje humilde y con alto grado de calidez humana.


Astrid: ¿Cómo nace la idea del proyecto en busca de poetas por Latinoamérica?

Eduardo: Estaba con un amigo cuentista cordobés en Argentina, veníamos hablando del poco reconocimiento que se le da a los artistas en general de los cuentos en particular y se nos ocurrió la idea de qué lindo sería hacer un viaje por toda Latinoamérica para darles reconocimiento.

A: ¿Cuál es el perfil qué busca en los poetas?


E: Bueno, digamos que esa idea quedó en flotando en un gran mundo ideas platónicas. Decidí bajar a plan de un proyecto que pasé a unas empresas en Colombia. Me reuní con un poeta colombiano en Buenos Aires y me contacté con varios poetas de Latinoamérica.

A: ¿Venezuela está dentro de ese recorrido?

E: El cien por ciento de los poetas venezolanos me han recomendado no ir a Venezuela. Porque básicamente su vida corre peligro, no es el momento para ir a Venezuela y no quiero legitimar a la persona que está en el poder, que evidentemente es un dictador y el mundo no acepta un dictador más.

A: ¿Cómo ve la migración de venezolanos a Colombia?


E: Yo me considero una persona social-demócrata, hay muchas personas que la están pasando mal y es nuestro deber ayudarlos.


A: ¿Cómo ves la explotación laboral en Colombia?


E: Primero que todo, todos los venezolanos son bienvenidos en Colombia. Por favor, ténganlo claro y si alguien los llega a humillar mándenlos al “carajo” y recordarles que miles de colombianos se fueron a Venezuela, cuando Venezuela era la Suiza suramericana. Eso pasa también porque es una reacción natural en el mundo, le pagan menos al extranjero lamentablemente. No debemos generalizar. Han llegado venezolanos fantásticos y otros que no.


A: ¿El mendigo es por una política de estado o por qué quiere serlo de acuerdo a la crónica Mendigo por un día?


E: Me llamaba la atención la diferencia de los mendigos de Estados Unidos y los latinoamericanos. También quería probar como era ser mendigo. Los mendigos de américa del sur que pasan con sus costales de basura y con un estado precario. Los mendigos de Estados Unidos tenían sus cosas su grabadora, a pesar de dormir en el suelo de estaciones de Metro, no son tan paupérrimos. Soy un pésimo mendigo, hasta para pedir plata se necesita una técnica.

Y así presentamos una pequeña parte de esta entrevista que muy pronto podrán ver en nuestra sección de Videos y también en nuestro canal de Youtube.


Fuente: http://eduardobecharanavratilova.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.