Padre de Paúl Moreno lucha contra los vicios del caso

Síguenos en nuestras redes sociales:

 

Se cumple un mes del asesinato de Paúl Moreno y los familiares han reunido esfuerzos para hacer la batalla y no dejar que el caso se llene de vicios, que no se “moje la mano” y se haga lo justo


Rafael David Sulbarán. Periodista.

Necesita un Ipod. Necesita una batería


Al cumplirse un mes de la muerte del estudiante de medicina Paúl Moreno, sus familiares están alertas y han denunciado serias irregularidades en el caso que tiene tras las rejas a Omar Barrios, de 22 años y en libertad plena a Liz Mary Hernández, de 20 años, novia del conductor de la camioneta Hilux y que abordaba esa tarde del 18 de mayo de 2017 luego de las 4:00 de la tarde en la antigua avenida Fuerzas Amadas de Maracaibo.

Germán Moreno, padre del joven voluntario del equipo de primeros auxilios de La Universidad del Zulia (rebautizado con el nombre de Paúl Moreno), explicó que están luchando por mantener el caso vivo en la opinión pública porque “sabemos que el dinero mueve a la gente y más con esta situación que vivimos, por eso necesitamos del apoyo de la sociedad y los medios de comunicación para que la verdad se imponga y no se llene de vicios este caso”, mencionó mientras esperaba a su esposa que pagaba la cuenta en un almacén en Maracaibo. Germán tiene dos hijos, Carlos Javier y Paúl René de su primer matrimonio con la señora Marlene. “Nos divorciamos hace 14 años pero siempre mantuvimos una buena relación. Me encargué de Paúl siempre en la medida de lo posible, llamaba a Paúl todos los días era un hábito que tenía. Deja un vacío difícil de llenar por su ausencia, ¿ahora cómo hago para saber de él?”, sollozaba Germán quien trabajó durante años como entrenador deportivo en La Universidad del Zulia.

“Paúl dormía con su mamá, ella debe andar destrozada por esto y no es para menos, eran muy unidos además que él ayudaba bastante en la casa, siempre pendiente de las cosas, ya era adulto y con su trabajo aportaba económicamente a Marlene que es pensionada”, agregó Germán que celebrará el día del padre hoy llamando a su hijo mayor Carlos Javier. “Él le decía hermanito, ambos se decían así. Llevaban una relación muy estrecha a pesar de que Carlos emigró a España con su familia, se querían mucho y había un respeto enorme”. Carlos Javier Moreno Camacho tiene una hija que se llama Catalina, orgullo de su tío Paúl, tanto era el amor que se tatuó en su brazo el nombre de su pequeño tesoro que nació hace tres años. “El decidió ponerse el nombre de su sobrina a la cual adoraba, siempre hablaba de ella”, agregó Germán.

Reconstrucción

Germán está cien por ciento seguro, al igual que su familia entera que el suceso que acabó con la vida de su hijo fue un asesinato y no un accidente. “Es es lo que quieren hacer ver ahora los abogados defensores y por eso ahora tenemos que estar más unidos para hacer frente a esto”, explicó el señor Moreno que la intención de los abogados de la familia Barrios es pretender cambiar la naturaleza de homicidio calificado a culposo, lo que significa que Omar Barrios podría salir libre inmediatamente y ser manejado como un accidente, que el conductor actuó imprudentemente, sin intención y no ser clasificado como un asesinato.   “Esto es imposible, Omar Barrios siempre tuvo intención de hacer daño ya que desde su llegada a la barricada amagó con arrollar a los que estaban allí”, mencionó Germán explicado a continuación lo relatado por los principales testigos.

Paúl René se encontraba sentado a setenta metros de la esquina, lugar donde estaba la barricada. “Él no estaba participando en la protesta, se encontraba allí con unos amigos, muchachos conocidos, ya él estaba aguardando para ir a trabajar en la tienda”, expuso. Paúl entraba a laborar en el Centro Comercial Doral Mall, recinto que se encuentra a unas cuadras cerca. En ese momento la camioneta Hilux asoma la trompa en la esquina y dobla hacia la izquierda tomando el sentido contrario de la antigua avenida Fuerzas Armadas (hoy con el nombre de Paúl Moreno), a una velocidad considerable “picando caucho”, en ese momento Paúl junto a un grupo de personas estaban sentados en la isla. Cuando ven la camioneta venir se levantan. “Paúl se queda en la carretera pegado a la isla, él no se protegió, no pensó que esa camioneta se le vendría encima, esa camioneta que tenía todo el espacio para transitar, no venía ni un carro de frente, la vía estaba libre, pero que con toda la alevosía su conductor les tiró, lo embistió y saltó la isla”, mencionó Germán dejando claro que Paúl todo el tiempo estuvo visible, “es imposible que no lo haya visto porque él estaba parado, al momento del impacto él queda agarrado de la trompa de la camioneta y lo arrastra por varios metros hasta que cayó y bueno, el homicida huyó”, dijo.  

Inconsistencia

La familia Moreno Camacho ha denunciado irregularidades en el caso. “Sabemos que pretenden beneficiar al joven Barrios por tener poder económico y por eso se han visto algunas cosas indebidas, por ejemplo que esta muchacha haya quedado libre siendo cómplice ya que ella fue testigo, escondió evidencia y además huyó de la justicia por una semana”, agregó Moreno declarando que durante las audiencias los testimonios de los novios no han sido consistentes. El primer detalle que observaron los investigadores fue la forma de cómo se enteraron los jóvenes que habían cometido el delito. Omar Barrios expresó que fue a través del teléfono celular de Liz Mary, vía Whatsapp y ella mencionó que no cargaba su celular ese día, que se enteró por terceros horas después.

Otro elemento que llama la atención es que en la coartada Barrios detalló que la Toyota Hilux año 2015 se quedó sin frenos y por eso no pudo parar o maniobrar bien el vehículo y por supuesto que no pudo observar bien quien estaba a su alrededor ya que desarrolló velocidad desde la esquina. “Esto no tiene sentido porque él mismo explicó que luego de saltarse la barricada fue a casa de un amigo, también manejó por varios puntos de la ciudad, hacia Dr. Portillo y avenidas lejanas del sitio. Esto de los frenos es falso”, sentenció Moreno. Otro de los puntos que han querido introducir es que una botella habría golpeado el parabrisas de la camioneta con alguna sustancia que dejó sin visión al conductor, pero las evidencias son flojas según aclaró Germán.

El pasado viernes los investigadores recrearían los hechos con la ayuda de testigos y el acusado. Esta actividad se tuvo que suspender por la ausencia de dos piezas principales del estudio. Se pautó para este miércoles 21 de junio. Pluma Volátil quiso consultar más allá sobre otros detalles del caso con la abogada de la familia Moreno, Marianela Canga sin embargo esta no pudo brindar mayor información, “aún hay cosas que no se pueden develar y podrían entorpecer algunas decisiones, una vez avanzado el caso podemos conversar mejor al respecto. Por ahora la familia es la encargada de dar declaraciones”, explicó la doctora Canga vía telefónica.

Los Moreno Camacho aguardan entonces que se apruebe una querella que les de mayor presencia y actividad en el juicio que aún no tiene fecha esperando a la jueza Milagros Méndez del tribunal sexto de control del estado Zulia adelante las acciones y se pueda cerrar este caso que ha llegado a los corazones de muchos venezolanos. “Lo hacemos por Paúl y por todos los caídos no solo en las protestas y sé que contamos con el apoyo de todo un país. No queremos que nos volvamos como los judíos que pisaban a sus muertos ya sin sentir mayor duelo, sin impresionarse. Hay que hacer justicia para estas muertes”, finalizó Germán.  


Texto publicado en alianza con El Pitazo.

Lee esta nota en El Pitazo


 

Síguenos en nuestras redes sociales:

Deja un comentario